De la llegada de los vikingos a América:

El descubrimiento de América está fechado en el año de nuestra era de 1492, con la llegada fortuita de Cristóbal Colón y su posterior colonización. Sin embargo, está documentado históricamente que a finales del siglo X, a inicios de la Edad Media, varias partidas de exploradores vikingos llegaron a las tierras heladas de Groenlandia e incluso hasta las costas de la actual Canadá.

Se puede considerar como uno de los grandes exploradores vikingos a Erik El Rojo (cuyo sobrenombre procede del supuesto color de su cabello), nacido en Noruega hacia el año 950 de nuestra era, junto con sus dos hijos, Leif y Thorvald Eriksson, quienes a su muerte continuaron su labor de exploradores.

(Representación de Erik el Rojo)

Su casual descubrimiento se debe en parte a problemas en su tierra natal, donde el padre de Erik no era muy bien recibido: tuvo que huir bajo pena de muerte y destierro. Se estableció junto con su familia en Islandia, de donde posteriormente fue exiliado debido a su conducta temeraria.

Poco tiempo después, llegaron noticias a Islandia del reciente descubrimiento de lo que parecía ser una franja de tierra situada al oeste de la isla. Joven e intrépido como era, junto con uno de sus compañeros, decide iniciar una expedición, a inicios del año 982. El resultado de la misma es el descubrimiento de la “Tierra Verde”, la actual Groenlandia.

Erik pasó allí los tres años de su exilio, ya que la parte de la costa en la cual se había establecido estaba prácticamente libre de hielo, con lo que las condiciones eran favorables tanto para el desarrollo económico como para el de la agricultura.

A términos finales del exilio, regresó a Islandia, la Tierra del Hielo, traía consigo historias maravillosas de la Tierra Verde, nombre con el que bautizó a la isla para atraer así a colonos islandeses y lograr que se estableciesen allí bajo su autoridad. Muchas personas se unieron a Erik en su deseo de viajar a Groenlandia, incentivadas por las palabras del caudillo, a la espera de grandes prados, buena temperatura y mejor calidad de vida, así como prosperidad económica.
En verano del 985, Erik, con un buen número de colonos, partieron hacia Groenlandia. Una vez allí, se establecieron en la costa suroccidental: los Establecimientos Oriental y Occidental, que resultaron ser las únicas zonas del continente en donde la agricultura era posible.

Durante el verano, cuando el clima era más benévolo, los colonos enviaban grupos de guerreros hacia el norte, en dirección a la Bahía Disko, sobre el Círculo Polar Ártico, a cazar.

Probablemente durante estas expediciones entablasen contacto con los Inuit, aunque no está históricamente documentado.

(Estatua dedicada a Leif Eriksson)

Ya establecidos definitivamente en las colonias groenlandesas, y a la edad aproximada de veinte años, Leif Eriksson, hijo de Erik el Rojo, incentivado por los descubrimientos de su padre y con aires renovados de aventura, pues era la viva imagen de su padre durante su juventud, se lanzó al descubrimiento de nuevas tierras. Había escuchado historias maravillosas de labios su padre y de sus compañeros de viajes, que hablaban sobre unas misteriosas tierras situadas al oeste de Groenlandia. Tras ganarse el favor de los nobles, reclutó una tripulación veterana y embarcó rumbo al oeste desde Groenlandia.

Lo primero que se encontraron los hombres de Leif tras varias semanas de navegación fue una tierra helada, sin árboles ni pasto, a la que llamaron Geluland, la “tierra de las rocas planas”.

En otra de sus expediciones descubrieron una zona de grandes bosques que llegaban hasta el mar, algo inaudito para unos viajeros procedentes de una tierra en la que un árbol no era más alto que un hombre. Desembarcaron y Leif la bautizó como Margland, “tierra de bosques”, tierras que estuvieron recorriendo y explorando durante más de una jornada.

Una vez vistas las Tierras de Bosques, Leif y sus hombres embarcaron de nuevo y decidieron continuar con su travesía, llegando así a una nueva región. Los textos de la época cuentan que tales campos estaban plagados de vides y árboles frutales. No había nieve, estando como estaban en invierno, y el Sol se mantenía alto en el firmamento la mayor parte del día; lo cual resultó desconcertante para los exploradores procedentes de los hielos del norte, donde la noche duraba más de seis meses y las nieves eran perpetuas. Este nuevo territorio fue conocido como Vinland, la “tierra de vides”, debido a la abundancia de tales plantas.

Los textos vikingos revelan que los viajes a Vinland desde entonces fueron continuos. Muchos de los familiares de Leif se mudaron a estas nuevas tierras. Pero poco tiempo después, el padre de Leif, Erik el Rojo, murió debido a una plaga traída por inmigrantes islandeses que buscaban refugio en la Tierra Verde, y Leif volvió a Groenlandia para asumir la vacante del puesto de Jefe Absoluto de Groenlandia.

Aún así, los descubrimientos no terminaron. Thorvald Eriksson, hermano de Leif, viajó hasta la nueva colonia en Vinland para hacerse cargo del poblado en ausencia de su hermano. Bajo su autoridad, realizó pequeñas incursiones al interior del continente, y entabló el primer contacto con los indígenas.
Sin embargo, las relaciones no siempre marcharon bien: en cierta ocasión, Thorvald atacó a nueve nativos mientras dormían: logró matar a ocho, pero uno de ellos huyó.

Y no tardaron en devolver el golpe.

(L’Anse-aux-Meadows, el asentamiento de Leif Eriksson en América. Mismamente, como en Hobbitton, sí, señor, aunque con la hierba de los tejados un poco más seca :-D)

Rápidamente, la noticia de la muerte de Thorvald llegó al asentamiento y los habitantes del poblado huyeron a Groenlandia, aunque los viajes con fines económicos se siguieron realizando durante muchos siglos.

A mediados del siglo XIX, muchos científicos se plantearon la misma pregunta: ¿existieron las legendarias tierras de Vinland, Geluland y Margland, o eran sólo historias de taberna? Los investigadores pensaron primero en Rhode Island e incluso en Nueva York; más tarde, otros propusieron el Golfo de San Lorenzo o las costas de Nueva Escocia como posibles localizaciones de Vinland. Existen una serie de libros escritos por el Erik el Explorador, pero la información contenida en los mismos es un tanto ambigua, no deja entrever ni quién, ni cuándo, ni qué es exactamente lo que se encontró durante la expedición. Muchos siguieron pensando que Colón era el verdadero descubridor de América.

Un matrimonio de científicos noruegos recreó la ruta de Leif basándose en sus mapas. Pronto descubrieron que la ubicación de Vinland debía de estar mucho más al norte de lo que hasta entonces se pensaba. Tras muchos meses de viaje, se hallaron en la península de Terranova, la legendaria tierra de Vinland. Una vez allí preguntaron a la población del lugar por antiguos restos de origen desconocido. En uno de los pueblos que visitaron, alguien les habló sobre un poblado semienterrado.

Visitaron el emplazamiento y en unas horas descubrieron pruebas irrefutables de que se trataba de un pueblo vikingo. Tras mil años, sólo se había depositado un metro y medio de tierra sobre las casas. Se trataba del poblado vikingo de L’Anse-aux-Meadows, el asentamiento de Leif.

La datación por Carbono 14 fechó tal descubrimiento en torno al año mil, que es justamente cuando, al parecer, Leif Eriksson desembarcó en tales costas. El misterio estaba ya resuelto: la isla de Baffin era Geluland, y Labrador, Margland.

Así pues, Leif había puesto el pie en América quinientos años antes que Cristóbal Colón.

(Mapa vikingo de Vinland. Click para aumentar)

Anuncios

11 comentarios sobre “De la llegada de los vikingos a América:

  1. Colón ya sabía lo que iba a encontrar en su viaje, aunque no lo dijera en voz muy alta. ¿Quien le proporciono la informacion? Quien sabe… quiza un vikingo? XD

    interesante trabajo, os pusieron buena nota imagino ^^

    un abrazo

    !DANGER

  2. ¡Iaaaarrrghhh, buaaaaaa, ieeeeekshh, bruaargh!

    Bebo cerveza en mi cuerno… mi cuerno de beber cerveza, bueno aunque es de mi hermano y el bajista de nightwish sí que parece un vikingo y los vikingos me caen bien salvo vicky el vikingo y Cthulhu no era un vikingo (estoy cantando lo que escribo, de ahi la incoherencia y lo mal que se me da interpretar lo que canto).

    Sin exámenes, libre, hago comentarios estúpidos y carentes de sentido de nuevo pero seguro que mis comentarios son apreciados como los mejores incluso cuando tratan de temas que no vienen a cuento. Por ejemplo: ¿como os gustan las toallas?
    En mi caso las prefiero de color amarillo claro aunque no se por qué y bien grandes. En cuanto a la textura, de esas que raspan porque ya llevan muchas lavadoras, es que secan mejor que las nuevas y suaves, no secan nada, si no raspan no sirven. Algún día dedicaré una entrada a las toallas en mi recién creado tercer blog. Sí, será interesante si la gente participa.

    Como iba diciendo, una vez comí en el valhalla con un vikingo. Era su cumple. Más tarde fuimos a la bolera del valhalla. Allí encargamos una pizza y montamos un karaoke donde canté cosas de calidad equivalente a lo que he interpretado en este comentario al principio.

    Es una pena que no hayas podido escuchar lo tremendamente (adjetivo no piropo. Ejemplo: mal) que canto.

  3. Saludos de nuevo, y bienvenidos todos al Templo:

    Ker – Las personas muertas saben mucho más de lo que realmente insinuaban por aquella época, cuando estaban vivas… eran puras precauciones, ya que la envidia puede llegar a ser muy mala, lo sé yo ^^.

    Mil gracias por pasarte, como siempre, Reina de la Noche, y gracias también por volver de nuevo escribir… ¡ya se echaba de menos!
    Un abrazo muy fuerte.

    The Blind – Bueno, pues trataré de seguirte el rollo y responder a tu comentario en todos sus puntos, como corresponde a una buena administradora (que no soy, por cierto).

    Nightwish es un grupo impresionante, fuera bromas, y yo tengo junto a mi cama un póster del bajista de dicho grupo, porque es que… ¡me encanta! Dios, eso sí que es un hombre y no vosotros, débiles lectores de blogs incoherentes… 😛
    Espero que hayas aprobado todos los exámenes. Suerte.

    Con respecto a las toallas, siento decepcionarte y/ o contradecirte: me encantan las toallas nuevas, de colores oscuros, de las que aún huelen a limpio y a detergente (porque con los sucesivos lavados al final se le va el olor a nuevo), ésas con las que te secas y se te quedan los hilos pegados a la piel porque aún no ha sido estrenada.
    Siento decir también que las toallas que raspan y parecen papel de lija más que una toalla no me gustan nada, que me traen muy malos recuerdos de las duchas de agua fría en casa de mi abuela… ya que no funciona bien el calentador, jeje.

    Vicky el Vikingo me marcó, así que no tienes ningún derecho a decir nada en contra suya, porque aquí estoy yo para defenderlo… ¡una ferviente fan de cabeza loca que ha visto la serie completa más de cinco veces!

    Ah, y, por cierto, espero una invitación por tu parte a compartir mesa con un vikingo en el Valhalla.
    Y cuanto antes.

    Nos vemos.

    P.S. En cuanto a tu proyecto fotográfico, pronto tendrás una respuesta por mi parte de manera pictórica (aunque creo que prometí algo parecido para El Gremio de Escritores, habréis de perdonarme si me retraso en la publicación). Siento no haber respondido con anterioridad.

    Atanaykara – Querida hermana:
    Bienvenida de nuevo a mi mundo. Ha pasado demasiado tiempo desde la última vez.

    Gracias por pasarte.

  4. Hola a todos,
    no dudo de la veracidad de la historia, pero tra mirar el mapa sólo me queda una pregunta. ¿porque en francia pone “Rep Francozie” en esa época francia era conocida por “la Galia”, el nombre de francia le vino bastante más tarde y lo de la republica bastante mas tarde todavía. ¿Seguro que el mapa es de época? una pena que te cuenten una historia tan bonita, mires el mapa y te encuentres con algo así. Un poco más e incluyen un pokemon o algo más actual.

    saludos.

    1. Gran mapa. Fabuloso.

      Respondiendo a lo de “Rep Francozie”, realmente no pone “Rep” si no Rex o Reg de regnum “reino” en latín. Y si el mapa es del año 1000, como parece ser, ¿cómo que no se llamaba reino de los francos?. Muchacho, los francos invadieron la Galia antes del año 250 D.C., convirtiéndose en reino por derecho propio, si bien hasta el año 350 si no recuerdo mal tuviera que pagar algún tributo a Roma. De todos modos, el imperio romano de occidente cayó en el año 476, más de 500 años antes de que se realizara dicho mapa, tiempo más que suficiente para que los pueblos germánicos camparan a sus anchas por todo el imperio romano, sentando las bases de lo que hoy son los actuales países europeos; francos, visigodos, alanos, jutos, sajones, anglos…

  5. es un trabajo genial…………….y tu trabajo extraordinario.un honor como no de encontrarme por aqui con lady Neron, UN AUTENTICO PLACER PARA ESTA HUMILDE VIKINGA, un abrazo y oceanos infinitos de cariño

  6. Saludos, VikingPrincess; encantada de recibirte en mi blog.
    Es verdad que me siento halagada por tus palabras, besos y abrazos igualmente para ti, mil gracias. Bienvenida ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s